MAYONESA



Siempre que tenían invitados a comer se cortaba la mayonesa. Su madre corría de un lado a otro intentando ahuyentar el desastre, la niña cascaba un huevo  y poco a poco iba añadiendo la mezcla cortada, rezando  un padrenuestro tras otro para invocar un  milagro que no llegaba.  Tener invitados nunca era una fiesta.

Ahora la niña se ha hecho mayor,  es una mujer serena y refinada  que  gusta de tocar el  piano y de escribir poemas,   ha decidido que  siempre sea una fiesta inolvidable sentar  invitados a su mesa, por eso les apunta con una pistola en la sien mientras intentan desesperadamente ligar  la mayonesa  rezando  un padrenuestro que ignoran será  su última oración.  

14 comentarios:

El Escritor dijo...

Exacto, nunca es una fiesta. El invitado que toca el timbre es una mala noticia.

Me gustó.

Eso.

Saludos!

Puck dijo...

jajaj muy bueno. Me lo pensaré dos veces la próxima vez que alguien me invite a comer jaja
Saludillos

Rosa dijo...

Empiezas suavecito, como se hace la mayonesa...Y luego nos sorprendes con ese golpe... Muy bueno Esperanza

Besos desde el aire

Elysa dijo...

El tema empieza untanto estresante, luego se serena un poco para dar la puntilla al lector con ese final de ¡ufff!

Besos

montse dijo...

Nunca la mayonesa fue tan peligrosa. A partir de una cosa banal has creado un clima de tensión.

Sucede dijo...

yo también les dispararía, no sé por qué pero lo haría... jajaja
Abrazos!!!

Elèna Casero dijo...

un poco de mala leche tiene el relato.
Despistas al principio, como debe de ser, para llegar a un final impactante.

Prefiero que no me invites, de verdad.

Un abrazo compañera

No Comments dijo...

Lo tendré en cuenta cuando una mujer me invite a una mesa, jeje

Un saludo indio

ESPERANZA dijo...

ESCRITOR bienvenido, pero tranquilo no te invitaré a comer. ja,ja,ja.

Vuelve cuando quieras.


PUCK sobre todo si en el menú hay algún plato con mayonesa, ja,ja,ja.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

ROSA es que si no empiezas suavecito, la mayonesa se corta y pasa lo que pasa.ja,ja,ja.

Un besote,


ELYSA es que ya no te puedes relajar ni cuando te invitan a comer, ja,ja.

Besos,

ESPERANZA dijo...

MONTSE tienes razón podemos llamarla "la mayonesa asesina". ja,ja,ja.

Un abrazo,


SUCEDE yo te entiendo, a veces con algunos invitados te dan ganas, ja,ja,ja.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

ELENA ya sabes que me gustan los relatos con un poquito de mala leche, pero no te preocupes, cuando te invite a comer, no habrá mayonesa. ja,ja,ja.

Un abrazo compañera.


NO COMMENTS ¡que gusto verte nuevamente por aquí! ¿quieres venir a comer? tengo espárragos con mayonesa, ja,ja,ja.

Un abrazo,

Nicolás Jarque dijo...

Esperanza una artista de las sorpresas. Un relato que empieza con esa ternura de la infancia, con ese problema casero cada vez que había invitados... y ya de mayor "zas" nos sorprenden con ese final. De maravilla.

Un abrazo, Escritora.

ESPERANZA dijo...

NICOLAS gracias por tu generoso comentario y por tu cariño.

Un abrazo,