MONO-POLI-CROMO

Oscar Albert Rius

Desde pequeña poseo la extraña facultad de ver los colores que desprende la gente.  Al principio pensé que todos los veían como yo, pero pronto me di cuenta de que no era así y que empezaba a ser considerada un bicho raro por hacer comentarios sobre la aureola cromática de las personas.

Por eso decidí no volver a hablar del tema y lo integré en silencio en mi día a día:  cada vez que quería saber el tipo de persona que tenía delante, entornaba ligeramente los párpados, vislumbraba sus colores y me hacía  una idea muy certera de quien era, cómo se sentía y cuáles eran sus intenciones.  Jugaba con ventaja.

Todo fue fácil  hasta que llegaron ellos y se propagaron por todos los rincones : los  seres en blanco y negro.   

16 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Me encanta la originalidad del relato, es muy colorido, bueno hasta el final. Una duda, Esperanza, ¿el amarillo que representaba?
Un abrazo, escritora.

montse dijo...

A primera vista veía chupa-chups y luego me he dado cuenta de que son alfileres....Yo te iba a preguntar por el azul, pero es que en el fondo me gustaría saber todos los colores. A tu protagonista le van a empezar a llover solicitudes de análisis cromáticos....y no me extraña.

ESPERANZA dijo...

Nicolas ¡me sorprende la pregunta! No entro a valorar los colores en el relato, pero me voy a aventurar a contestarte: alegre, inconstante, creativo, ¿enfermo hepático? ja,ja, (es broma).

Un abrazo escritor.

ESPERANZA dijo...

MONTSE no olvides que mi protagonista no habla del tema y simplemente lo integró en su día a día.

Un abrazo,

Rosa dijo...

Que vuelva a mirar, hay montones de gente formando la resistencia en colores, todos los colores.

Muy bueno Esperanza. Te veo un aura azul verdosa muy especial.

Besos de colores desde el aire

Pablo Gonz dijo...

Interesante la tranquilidad con que incorporas el elemento fantástico. Me gusta el vértigo de esa invasión.
Un abrazo,
PABLO GONZ

ESPERANZA dijo...

ROSA ¡uy! ¡casi!, te faltó el violeta. Azul, verde y violeta. ja, ja. ja.

Un abrazote,

ESPERANZA dijo...

PABLO ¡que bien verte por aquí! Me alegro que te haya gustado.

Un abrazo,

Juan C. dijo...

Y esos en blanco y negro no son los peores, Momo... los peores son los hombres grises.
Fantástico post.

Un abrazo.
Juan C.

Elysa dijo...

Estoy de acuerdo, lo hombres grises son los peores. Eres fantástica jugando con lo fantástico, jajaja

Besos

El hereje dijo...

¡De hecho, realmente existe gente que puede ver auras! El mundo real no es tan gris como aparenta ser.

Beatriz dijo...

Yo doy buena fe de que ves el color de las personas !!!, este relato no tiene nada de ficción ¿verdad?

Me ha gustado este colorido relato.

Besos.

ESPERANZA dijo...

JUAN C. pues yo prefiero los hombres grises a los de blanco y negro. La falta de color me sobrecoge.

Bienvenido. Gracias por pasarte.

Un abrazo.


ELYSA me gusta mucho jugar con la fantasia y vestirla de realidad y también a la inversa.

Besos,

ESPERANZA dijo...

HEREJE lo sé, el mundo real sólo existe en nuestra imaginación que puede ser gris, en color o en blanco y negro.

Abrazos,

BEATRIZ yo soy como la protagonista del relato, no hablo de determinadas cosas, además ¿ hay algo más real que la pura ficción?.

Te echo de menos cuando no te veo por aquí.

Besos de colorines.

Sucede dijo...

Para los que vemos en blanco y negro no es nada nuevo... pero gracias por contarlo ;)
Un abrazo Esperanza!!
Muy bueno!!

ESPERANZA dijo...

SUCEDE ¿Tu ves en blanco y negro? ¿Es por eso lo de tus relatos negros? ¿para cuando los blancos? je,je,je.

Un abrazo