CANCIÓN TRISTE DE UNA RISA



Al principio sólo existió el título.  Contra todo pronóstico la idea era su nombre.  Abrí la puerta para que entrara lo demás pero solo llegué a avistar un infinito pasillo vacío. Me adentré en el abismo y después de andar y andar sin caminar me topé con la caja de los truenos. Me costó una eternidad abrirla pero finalmente lo hice.  Un hedor insoportable me golpeó la nariz produciendo la náusea, me repuse y saque de ella unos purulentos pergaminos vitales, unos  pegajosos recuerdos y  un millar de  inútiles sufrimientos. Debajo sepultada entre las inmundicias, estaba ella, impoluta, ingenua, única.  Asomaba entre canciones infantiles, alegrías y amigos. Me atrajo hacía sí,  y rozando mi respiración me dijo:- ya pensé que no venías- , después me besó en la boca, y se quedó a vivir en ella.        

10 comentarios:

Puck dijo...

A veces cuesta encontrar la risa pero una vez que lo ha hecho, que se quede con ella para siempre
Saludillos sonrientes

montse dijo...

Es precioso. Transmite muchas sensaciones. Todas buenas.

Nicolás Jarque dijo...

¡Qué bonito! Esperanza. Me ha gustado y me ha mecido tu sonrisa. Es muy poética.

Un abrazo, Escritora.

Elysa dijo...

El camino hasta encontrarla es difícil, pero merece la pena. ¡Qué bien lo has contado!

Besitos

Rosa dijo...

Que difícil es encontrar la risa, pero cuando llega es una explosión, desentumece todos los músculos.

Me encantó como encontraste la tuya.

Besos risueños desde el aire

Saudades8 dijo...

Hermosa compañera la risa, yo la encuentro cada mañana cuando me miro en el espejo, se ríe él y me río yo al ver ese espectro de triste figura, y siempre me digo:

!Este tipo me suena!!!

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

PUCK fíjate lo fácil que es reirse y lo difícil que nos resulta.

Gracias por pasarte,

Un abrazo,


MONTSE, gracias, eso pretendía transmitir sensaciones, si lo he conseguido: perfecto.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

NICOLAS gracias, me alegro que te llegara mi sonrisa ¡que mas puedo pedir!

Un abrazo, Escritor.


ELYSA gracias, si que es difícil sí, pero una vez que se encuentra no hay que soltarla.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

ROSA la risa tiene la capacidad de hacernos sentir más vivos que nunca, por eso hay que invitarla a quedarse.

Gracias por estar ahí.

Un beso risueño.


SAUDADES reírse de uno mismo es una tarea muy difícil pero tiene unos efectos curativos extraordinarios.

Me he pasado por tu blog y me ha gustado mucho, volveré.

Un abrazo,

Sucede dijo...

Aunque a veces es difícil sonreír, hay que tratar de hacerlo.
Me gustó!!!
Abrazos!!