RELATO GANADOR WONDERLAND 26.11.2016


Este fue el relato ganador de Wonderland de ayer. Un magnifico e inesperado regalo de cumpleaños y como siempre bien acompañada en el podio de estupendos amigos como Sergi Cambrils, Paloma Hidalgo, Nicolás Jarque, Luis San José, Belén Saez y Miguel Angel Cejudo. 






D” de dádiva


Ayer vinieron otra vez los del juzgado y no abrió. Hoy ya no tiene luz. No hace tanto que era un ejecutivo de corbata y maletín y coincidíamos en el descansillo cuando llevaba a los niños al cole. Mi mirilla solo me deja ver que desgracia se escribe con “d” de divorcio, despido, depresión y desahucio. Hace unos días le vi de lejos rebuscando en el contenedor del callejón. A mí no me cuesta nada echarle una mano. Hoy, de paso que voy a trabajar, le dejaré una tarrina con ternera asada allí, para que se lo encuentre. Mañana, lasaña.   

FINALISTA EN EL CONCURSO DE MICRORRELATOS DE ABOGADOS


EL  ADIVINO


Quedé con él en una cafetería para indicarle como testificar de forma eficaz y resultó ser una caja de sorpresas. Cuando llegué, extendí mi mano para saludarle y me dijo: «No se moleste, el fallo no será favorable, perderá el juicio, señora letrada, el juez decretará la inadmisión de la prueba». Yo aún seguía de pie con la mano extendida y la sonrisa congelada, tardé en reaccionar, sentarme y preguntarle: «¿Como lo sabe?». «Lo sé» fue su única respuesta y durante los quince minutos que permanecí allí, no conseguí sacarle más. Me despedí de él y cuando me alejaba le escuché decir: «¡Tenga cuidado con el escalón, le recomiendo que se trate el esguince con ultrasonido!». Le miré con incredulidad y pregunté: «¿qué esguince?» instantes antes de caerme en el escalón y lesionarme el tobillo. Y eso que estaba advertida...

Las palabras obligatorias este mes eran:   testificar, fallo, caja, inadmisión, ultrasonido

RELACIONES DE BUENA VECINDAD



Hace ya muchas noches que Anselmo no consigue conciliar el sueño, en cuanto cierra los ojos el ruido del agua cayendo sobre su cama e inundando la habitación le hace levantarse sobresaltado. En el pueblo no se habla de otra cosa: que a Marieta se le han llenado de musgo los azulejos de la cocina; que una cascada baja por las escaleras de Daniel y que a Bernardo le ha salido una fuente en medio del salón. Los mayores del lugar dicen que ya sabían que esto iba a pasar, que no se pueden poner puertas al agua ni alterar sus cauces, pero las Autoridades dicen que solo son supercherías de viejos. Lo cierto es que hace unos días que faltan Teodoro y Angelita y delante de su casa ha aparecido un charco gigante en el que, si te asomas, puedes ver sus caras pidiendo ayuda. Llueve desde hace meses y todos miran al cielo pidiendo clemencia. Abajo, los arroyos y manantiales se desbordan, no les gusta que toquen sus lindes.

Este año la V edición del Concurso de Microrrelatos «LEONARDO BARRIADA» tiene como tema "valle del agua". No podía resistir la tentación de escribir algo al respecto. 

(Relato fuera de concurso)   

V CONCURSO DE MICRORRELATOS "LEONARDO BARRIADA"






Ya vamos por la quinta edición y con la misma ilusión que el primer día. Cada año un tema nuevo y todos relacionados con nuestro entorno, el Valle de Sajambre, un lugar de extraordinaria belleza dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa. Esta vez "Valle del agua" es nuestro protagonista, ¿qué os sugiere el tema? ¿tiene algo que ver con la zona?, en vuestras plumas lo dejo, sin más límites que  los que ponga vuestra imaginación  en 200 palabras. 

La Asociación Félix de Martino de Soto de Sajambre trabaja desde hace 22 años en conservar y poner en valor el patrimonio histórico y cultural que nos dejó el hombre que nos da nombre.  Esta iniciativa es una más de las que promovemos cada año para mantener viva la semilla de la cultura que él sembró. 

¡¡Ayúdanos y participa!! 

DOS POR UNO





Es como sale mejor, no lo dude, llévese los dos, están en muy buen estado. Éste tiene procesador de imagen en 10 milésimas de segundo, sistema de actualización constante, editor de contenidos, sensor de amenazas y codificador de señales para archivos de audio comprimidos. Éste otro, además lleva detector de mentiras, interruptor de decepciones y tecla multifunción, es más pequeño, pero más preciso, si cabe.

¿Se los envuelvo para regalo?

¡Ah! ¡que uno es para usted!, quédese con el pequeño, hágame caso.

¿Se lo lleva puesto? pues pase un momento que enseguida le implantan  el cerebro femenino.

RÉQUIEM



Doblaban las campanas cuando llegué a la aldea. No había vuelto desde que era niño, pero seguía oliendo a hierba recién cortada como entonces. Fui a casa de los abuelos, cerrada a cal y canto desde que murió la última de mis tías y pegué la frente a los cristales de la ventana. Allí estaba yo jugando al escondite con mis primos y recibiendo collejas del abuelo porque no le dejábamos dormir la siesta. Me fui con la nostalgia prendida en la solapa hasta la cuadra de Antón, donde tantas veces había ayudado a nacer a los terneros y cabritillos y en su lugar encontré un montón de piedras caídas con la última nevada. Bajando la cuesta se acercaba mi amor de juventud, Dorita, que pasó de largo sin dirigirme ni una palabra ni una mirada. Aún conserva esa belleza serena que me cautivó hace 50 años. La sigo camino de la iglesia, siento curiosidad de saber por quién es la misa funeral. Alrededor del féretro lloran mis cuatro hijos y allí a lo lejos se acercan mis padres, los abuelos y delante, Mariela, mi difunta esposa, que me toma de la mano, sonríe y dice: «Ven, te estábamos esperando» 

CULEX PIPIENS




A punto de alcanzar la cumbre, un molesto y persistente zumbido alrededor de su oído, le despertó. Inició la persecución por la habitación, saltando por encima de su mujer, que roncaba como un sochantre y no pudo darle caza. Apoyó la cabeza en la almohada y enganchó de nuevo el mismo sueño pero el zumbido volvió y decidió poner fin a su pesadilla sin salir de ella. Lo atrapó, lo aplastó una y otra vez hasta que se cercioró de que no podría picarle más. Cuando despertó, la cama estaba revuelta, llena de sangre y ella ya no respiraba.


Este micro participó en el III Certamen de Microrrelato Realidad Ilusoria, y quedó entre los veinte preseleccionados. El oro se lo llevó Elisa de Armas; la plata, Gabriel Bevilaqua y el bronce, Rafael Olivares. 
¡Enhorabuena a los ganadores! 


VACACIONES EN FAMILIA




En qué momento de la educación de su niña habían empezado a equivocarse, se dijeron mirándose el uno al otro en el asiento de atrás. Lo habían planificado todo al milímetro: el colegio bilingüe, las clases de piano y de ballet, los veranos en los campamentos de equitación y la carrera de Derecho en Harvard. No había sitio para el error ni para un tipo entrado en años, lleno de tatuajes y piercings, sin oficio ni beneficio que se había cruzado en su camino. Entre bache y bache le oyeron decir: «Chati, ya verás que bien se lo pasan tus viejos en el camping»

Primer intento del año para Relatos en Cadena, fallido, of course.