CERRANDO CAPITULO

Tnarik

Hoy he vuelto solo  para decirte adiós y esta vez va en serio, no como las 883 últimas veces. Cuando cierre la puerta, me alejaré sin mirar atrás.  Te he traído  tus cosas,  te las devuelvo, no las quiero. Me quedo con algunas como  cuando  me miro al espejo y  veo  tu mirada o cuando abro la boca y escucho tus palabras,  pero, no pienso devolverte ni la una ni las otras, porque ya  son más mías que tuyas, Santa Rita, Rita lo que se da…

Me llevo tu recuerdo y la huella que dejaste en mi camino, lo demás  me sobra

13 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Esperanza lo que nos presentas hoy es triste. Una despedida cuando uno está enamorado es duro, muy duro. Pero la vida es así.
Me ha gustado mucho las formas que has utilizado para las despedidas. Lo que no se devuelve, claro, es ya de uno. Los recuerdos tampoco nadie se los puede quedar.

Un abrazo Escritora.

ESPERANZA dijo...

NICOLAS es una despedida de un ser muy querido más que de un enamorado. Siempre es triste decir adiós pero...es necesario vivir el duelo y despedirse.

Un abrazo, Escritor.

Anita Dinamita dijo...

Precioso, Esperanza, es verdad que al leerlo parece más el adiós a un amor, pero en realidad no importa, en cualquier despedida hay un día de adiós definitivo, de duelo y pérdida.
Un abrazo

Elysa dijo...

Por eso nunca nos dejan porque llevamos el recuerdo y la huella que dejan, lo demás carece de importancia

Besitos

montse dijo...

Lo que despista es la forma de corazón. La relacionamos más con el amor de pareja que con el paterno o materno. Ese "ya son más mías que tuyas" me suena a parentesco cercano.
Precioso y punzante a partes iguales.

Rosa dijo...

Todo lo que se lleva es lo que importa...

Va de adiós hoy el día... Yo no te lo diré.

Besos desde el aire.

Patricia Nasello dijo...

Desde la imagen con la que has ilustrado tu micro, pensé en un duelo muy doloroso.
883 veces? A menudo son pocas para este tipo de adiós.

Me has emocionada, Esperanza.

ESPERANZA dijo...

ANITA, es el adios a alguien amado, pero no en el sentido de pareja. A veces cuesta aceptar que se ha ido.

Gracias por pasarte

Un abrazo,

ELYSA efectivamente, no nos hace falta nada más.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

MONTSE el corazón es tan grande que cubre todo tipo de amores. Estás en lo cierto, es un ser muy, muy cercano.

Un abrazo,


ROSA tienes razón, lo que queda es lo que cuenta.

A ver si me voy de vacaciones y me sacudo esta nostalgia, últimamente estoy muy blandita.

Un abrazote,

ESPERANZA dijo...

PATRICIA ¡que alegría verte por mi casa!

El duelo se hace tanto más doloroso cuanto más nos resistimos a vivirlo.

Si te ha emocionado es porque las palabras estaban escribiendo el corazón.

Un abrazo,

Su dijo...

Esperanza, yo también estoy viviendo estos días esa despedida.

Cuando te he leído una lágrima se me ha escapado.

"Me llevo tu recuerdo y la huella que dejaste en mi camino, lo demás me sobra"

Un abrazo

ESPERANZA dijo...

SU pues ¡que te voy a decir! Te he dejado un comentario en tu blog.

Un abrazo compañera.

Pedro Alonso dijo...

Hay personas que nos marcan tanto, para bien y para mal, que es muy difícil establecer el inicio de una vida apartados de ellas, aunque sabemos que es necesario. Un abrazo, Esperanza.