DÍA DE DIFUNTOS



Adela se sirvió el café, cogió unos bollos del armario de la cocina y se sentó a desayunar.

-No sabes lo ricas que están – le dijo a él, mordiendo un trocito de madalena – es una pena que no las puedas comer-

-Humm y  tienen mantequilla ¡con lo que a ti te gusta!-

- Tengo que recuperar fuerzas, ayer estuve en un baile en el Centro de Mayores ¡no paré!, conocí a un chico, tiene 82 años, pero no veas como baila y como me mira, ¡ay Aurelio,  si tú me hubieras mirado alguna vez así, no estarías donde estás!-

- ¡Ah! Se me ha olvidado decirte que le he invitado esta noche a cenar y quién sabe si luego… bueno me voy que se me hace tarde.-

Cogió el ramo de crisantemos que tenía en el hall y salió camino del cementerio.

En el portal se encontró con Patro, la del cuarto: - ¿Qué tal Adela?-

- Pues ya ve, a llevarle unas flores a mi difunto Aurelio, entre que voy y vengo se me pasa la mañana, ¡ Ay Señor, que sola me dejó! ¡le echo tanto de menos! -  

11 comentarios:

Adrián Santiago dijo...

Un poco cruel la Adelita, ¿no? Ya verás tú como al chico se le aparezca el fantasma de Aurelio...

Elysa dijo...

O yo soy muy mal pensada o eso de: si tú me hubieras mirado alguna vez así, no estarías donde estás. Suena a algo y no muy bueno, no sé, no sé... essta Adela me da que pensar.

Besitos

ESPERANZA dijo...

ADRIAN pues saldrá por pies y correrá como si tuviera 20 años, seguro. Lo de Adelita no es crueldad es despecho y rencor.

Un abrazo,

ELYSA dicen "piensa mal y acertarás" pues eso, que estás en lo cierto. Fíjate lo que le hubiera costado a Aurelio quererla aunque solo hubiera sido un poquito.

Besitos,

Rosa dijo...

Jajaja que buena eres cuando eres mala Esperanza!!!

Besos desde el aire

Nicolás Jarque dijo...

Esperanza, la vida continua y aunque se quiera toda la vida al que se marchó, uno debe rehacer su vida. Me gustó mucho esta Adela.
Un abrazo, Escritora.

Mar Horno dijo...

Me ha encantado, me ha encantado Esperanza. La frase de si Aurelio la hubiera mirado así no estaría donde está, es la que más me ha gustado. Esta abuelita-jovencita es mi heroína. Que dice que ha conocido a un joven de 82 años. El micro no tiene desperdicio. Y luego, las apariencias con la vecina, maravilloso, ¡qué sola me dejó dice la muy mentirosa!. ¿Te he dicho que me encanta?. Lo mejor que he leído en el Día de Difuntos. Un beso.

Adriana Alba dijo...

jajaja, me gusta el sentido del humor Esperanza.

Y este relato tiene todos los ingredientes.

Me encantó.

Cuando gustes pasa por mi espacio (sin compromiso) por supuesto.

Un abrazo.

ESPERANZA dijo...

ROSA ¿mala yo? ¡en todo caso Adela! ja,ja,ja.

Un abrazote,


NICOLAS pues la Adela del relato no echaba mucho de menos a su Aurelio, que digamos, es más fue ella la que le quitó de enmedio. Fíjate bien, hay de todo menos amor.

Un abrazo, Escritor.

ESPERANZA dijo...

MAR en esa frase que apuntas está la clave del micro ¡bingo!. Lo del chico de 82 años lo he acuñado de mi madre que tiene esa edad y cuando hace alusión a sus contemporaneos siempre dice "es un chico de mi edad".
Me alegra que te haya gustado.

Un abrazo,


ADRIANA me gusta mucho jugar con la ironía y el humor. Me pasaré por tu casa, no lo dudes.

Un abrazo,

María Dolores Rubio de Medina dijo...

Mis sinceras felicitaciones por tanto talento con las palabras, señora.

(La señora a la que me refiero es tu madre, Esperanza, ¿De modo que has heredado el talento?

ESPERANZA dijo...

MARIA DOLORES ja,ja,ja, ¡no lo sabes tu bien! Tengo una madre muy divertida que tiene un sentido muy positivo de la vida y que a menudo me regala frases lapidarias como esa.

Un abrazo,