DOS RELATOS PARA ReC

(Esta semana la frase de arranque fue "Como tantas veces había hecho de niño". Estos han sido mis intentos fallidos)


EL REENCUENTRO

Como tantas veces había hecho de niño subió al desván y se escondió tras el perchero lleno de  abrigos que aún guardaban  el recuerdo de su olor,  ella siempre iba allí  después de simular  haberle buscado por toda la casa. Las partículas de polvo suspendidas en el aire dibujaron  su silueta bajo el único rayo de sol que se filtraba  entre las tejas.  El salió de su escondite y se dirigió a la luz –Te he echado de menos- le dijo,  ella  sonrió y tendió la mano a su hijo. Fuera el cortejo avanzaba  al son del  toque de difuntos.


 AUTOESTIMA

Como tantas veces había hecho de niño caminaba por la acera saltando de baldosa en baldosa sin pisar las rayas,  necesitaba lograrlo, ya había perdido bastante: su pez había amanecido flotando en la pecera, una partida de póker le había vaciado los bolsillos y  su mujer  había huido con su mejor amigo. Siguió avanzando en equilibro inestable  hasta que su pie se plantó entre dos baldosas.  Había vuelto a fracasar. Miró al final de la calle y sonrió, tal vez no estaba todo perdido -  el próximo coche que aparezca por la esquina  va a ser blanco - .  

20 comentarios:

Rosa dijo...

El primero me ha encantado Esperanza.

Besos desde el aire

CARLOS dijo...

Los dos son preciosos... un saludo.

Nicolás Jarque dijo...

Esperanza, dos grandes relatos para REC. El primero de un reencuentro ante una pérdida, que te llena de ternura. Y el segundo un realismo mágico lleno de fatalidad.
Gran trabajo.
Un abrazo Escritora.

montse dijo...

Supongo que esto va a gustos pero yo no los hubiese puesto juntos. Es injusto para el segundo. El primero se lo come. Y hace un efecto devastador. Son muy muy buenos; pero el primero, además, duele.

Elysa dijo...

Ambos muy buenos, pero el primero se aloja en el corazón.

Besitos

Adrián Santiago dijo...

Lo reconozco, he tenido que leer dos veces el primero para entenderlo, no ando muy fino esta mañana malhumorada. Y me ha emocionado, sí.

Jose dijo...

Y a mí que me gusta especialmente el segundo, será porque uno se va volviendo especialmente maniático y se reconoce.
Felicidades por los dos.

Besos.
Jose.

Ángeles Sánchez dijo...

Son muy buenos los dos, pero el primero, personalmente, me gusta más.

Saludos

Mar Horno dijo...

Me han gustado mucho los dos Esperanza. El primero me ha provocado mucha congoja pero a la vez es muy tierno. Y el segundo es divertido y optimista. Solo espero que el coche fuese blanco. Un beso.

CDG dijo...

No sé con cuál me quedo...así que me quedo con los dos, que los buenos relatos siempre encuentran sitio.
Saludos.

ESPERANZA dijo...

ROSA gracias, me alegro que te haya gustado.

Un abrazote.


CARLOS gracias por tu comentario y por tu generosa lectura.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

NICOLAS los dos son de estos micros que según los estás pariendo, ya los estás queriendo.

Un abrazo, Escritor.


MONTSE pues fíjate lo que son las cosas, yo prefiero el segundo, lo siento más mío que el primero. Como tu dices: sobre gustos...

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

ELYSA el primero tal vez toque más el corazón, si, pero curiosamente, a mi me toca más el segundo.

Un abrazo,


ADRIAN todos tenemos días espesos no te preocupes, con que te hayan gustado un poco, me conformo.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

JOSE coincidimos en la preferencia hacia el segundo, será que pertenecemos a la misma especie de "raritos".

Un beso,


ANGELES gracias por tu comentario y por tu lectura.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

MAR cada uno tiene un estilo muy diferente, el primero pretende retratar la ternura y el segundo, aunque no lo parezca, la desesperación disfrazada de ironía.

Un abrazo,

CDG no tienes porqué elegir, te puedes quedar con los dos, con uno o sin ninguno, ya sabes en cuestión de gustos no hay regla fija.

Un abrazo,

CDG dijo...

El segundo es bueno, pero el primero me ha encantado de principio a fin. Redondo.
Un abrazo.

Adivín Serafín dijo...

El primero me acerca a unas vidas llenas de amor hasta en la muerte. El segundo es un juego peligroso que siempre parece contar con la suerte.

Blogsaludos

Rosana dijo...

Hola Esperanza, me gustan los dos porque son muy distintos en tono y tema.

El segundo me recordo al Jack Nicholson de Mejor imposible...

Me gustó mucho conocerte ayer, espero quenos veamos en próximos saraos.
Yo vicvo algo lejos y siemore da pereza ir a Madris pero cuando la ocasión lo merece...

Un abrazo

ESPERANZA dijo...

ROSANA es verdad que el segundo tiene un aire de Jack Nicholson en Mejor Imposible, pero he de confesarte que yo también lo hacía cuando era pequeña, tanto lo de las baldosas como lo del coche, pero no se lo digas a nadie.

Lo mismo digo, me encantó conocerte ayer en la presentación de Elena. Espero que surjan mas oportunidades para vernos.

Un abrazo.

Rosana dijo...

..shtssss yo también lo hacía...y a veces hoy en día...

Esa película es grande, es de las de revisar...

Abrazo juerte!