HUSMEANDO EN LA NOCHE

humanofuma

No hay nada comparable con la noche saltando por los tejados al son que le toca la luna llena. 

Yo salto con ella hasta que la curiosidad me hace asomarme a la cocina donde Julia está preparando una tortilla de patata. Sigo mi camino pero enseguida veo en otra ventana a Carlitos terminando los deberes entre bostezos y pienso que podría ser mi hijo si Marga no me hubiera dado calabazas. Me cuelo por la terraza de Dorita, siempre tuve curiosidad por saber cómo sería la cama de ese pedazo de mujer pero unas sábanas de franela rompen en pedazos el misterio.  Salto al comedor de los Sánchez y le encuentro a  él roncando ante el televisor mientras ella maldice su suerte abrazada a una botella de coñac.  

Vuelvo a los tejados con los gatos a bailar con la noche y a visitar las vidas de otros. Es la única ventaja de  estar muerto.   

18 comentarios:

MJ dijo...

¡Jeje! Ese fantasma pillín cotilleando al vecindario.
Una belleza de micro, Esperanza.

Un beso.

Nicolás Jarque dijo...

Esperanza, visto así son todo ventajas, aunque debe ser duro al otro lado y no poder actuar en éste. Es lo que tiene la muerte,
Me ha gustado como lo has planteado y de cómplice la luna.
Un abrazo, Escritora.

Elysa dijo...

Bueno, ha encontrado una manera de ver lo bueno de estar muerto... jugar con los gatos, bailar con la noche y visitar las vidas de otros, no está nada mal.
Me ha gustado mucho.

Besitos

Mar Horno dijo...

Visto así me parece maravilloso esar muerto, ser libre para saltar de tejado en tejado y disfrutar tranquilamente de la vida. Lo que con tanto estrés y obligaciones no podemos hacer cuando estamos vivos. Precioso micro. Un beso.

Adrián Santiago dijo...

Si es tan maravilloso estar muerto, sin obligaciones, sin posesiones materiales, sintiendo que todo lo que existe es tuyo y de los demás espectros, ¿por qué no, ahora que estamos vivos, prescindir de las comodidades burguesas? Y repito: Comodidades, no necesidades. Yo también me hago esa pregunta.

Un abrazo.

Beatriz dijo...

Muy original y sugerente, pero por el momento prefiero continuar un ratito mas en este lado, si puede ser.

Besos.

Pedro dijo...

Este no las habrá palmado de asomarse en demasía por el balcón?, se le ve un poquito cotilla.
Comparto con Beatriz lo del ratito y que sea largo, ya se sabe más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer, y más cuando no sabes lo que hay al otro lado.

Propongo a nuestra ilustre letrada un relato sobre el otro lado y puestos a pedir que tenga morbo con regusto final de dejarnos con la jodida duda, vamos que pa una vez que pido no pido mucho ¿no? ;)

Rosa dijo...

Jeje, de momento aunque lo pintes muy bonito prefiero quedarme con la vida.
Me ha gustado.
Besos desde el aire

CARLOS dijo...

Precioso paseo por los tejados de la ciudad, rebuscando en las vidas, aunque esté muerto, paseando con los gatos del callejón. Precioso relato. Un saludo.

Ángel dijo...

Duda:
¿El micro lo ha escrito algún fantasma?

Confundo ficción y realidad. O puede que no.

Besos polemistas.

CDG dijo...

Fantasma o no, todos tenemos ese alma de voyeur, nos llamemos James Stewart Escayolado o seamos el vecino del sexto.
Gran breve recorrido por las noches ajenas(es decir, nuestras).
Y que disfrute ese muerto de la vida que da bailar con los gatos con el público de la luna.
Besos.

CDG dijo...

Ah, sé que no es el sitio, pero Elysa, me gustaría comentar en tu blog pero por motivos que desconozco, no me deja wordpress o blogspot o qué sé yo. Si lees esto,que sepas, que me gustan muchos de tus microrrelatos, aunque no lo diga.

ESPERANZA dijo...

MJ ¿has pensado alguna vez cuantos fantasmas nos vigilan de cerca? je, je, je.

Un beso.


NICOLAS no exageres todo ventajas tampoco, ja,ja,ja. En realidad es la única que se me ha ocurrido.

Un abrazo, Escritor.

ESPERANZA dijo...

ELYSA yo creo que lo mejor de todo es lo de visitar a los vivos sin que te vean.

Ojo! Tienes un mensaje de CDG.

Un beso,


MAR ya ves, hasta de estar muerto se pueden sacar ventajas.

Aprovecho para felicitarte por tu éxito en minificciones de Triple C

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

ADRIAN buena pregunta, todas las comodidades de las que nos rodeamos no nos hacen más felices.

Un abrazo,


BEATRIZ ja,ja,ja, tu te quedas donde hagas pie ¿no? Es otra opción.

Un beso,

ESPERANZA dijo...

PEDRO ¡como te gusta picarme! Pues no te digo que no, intentaré escribirlo. lo que no se es cuando, porque ando con mucho lio.

¡Te doy todos los caprichos! ¡No te puedes quejar!

Un beso,

ROSA tienes razón, yo prefiero también este lado.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

CARLOS es un paseo que cualquiera desearía realizar, pero preferentemente vivo.

Un abrazo,


ANGEL, exacto, el micro lo ha escrito el fantasma de mi pluma, ese que viene todas las noches a susurrarme historias al oído.

Confundo verdad y mentira.O puede que no.

Besos,

ESPERANZA dijo...

CDG yo también creo que tenemos alma de voyeur, nos gusta mucho asomarnos a las vidas ajenas sin que nadie nos vea, eso sí.

Un abrazo,