ENTORNO HOSTIL

panshipanshi

Nunca le gustó la ciudad aunque había nacido en ella, pero esa tarde la sintió especialmente hostil.

Iba caminando por la Avenida absorto en sus cosas cuando el edificio de cristales de la esquina se dobló hacia él, le rodeó y de sus ventanas salió  una enorme boca que con voz enlatada y eco metálico le dijo: “esta acera es mía y no puedes pisarla”.

Se zafó como pudo del monstruo inmobiliario y presa de un ataque de pánico, cruzó la calle sin mirar y a punto estuvo de ser atropellado. Cuando alcanzó la acera,  recibió un puntapié del semáforo que se giró hacia él deslumbrándole con sus luces  y le reprendió: “la próxima vez ten más cuidado”.

Decidió ponerse a salvo y volver a casa, allí sentado en su sofá preferido respiró hondo y se relajó, aún no había percibido los ojos que le miraban fijamente desde el respaldo… 

18 comentarios:

Rosa dijo...

Esperanza me das miedo!!!...De lo buena que llegas a ser.

Besos desde el aire (Que también tiene ojos)

CARLOS dijo...

... el respaldo de mi silla acaba de suspirar al leer tu relato, inquieto me muevo pero sus reposabrazos me sujetan a ella.... saludos.

ESPERANZA dijo...

ROSA, tu que me miras con buenos ojos. ¿no serán los del sofá? ja,ja,ja

Besos desde el asfalto


CARLOS ten cuidado no sea que te den un abrazo de oso y no te puedas levantar, ja,ja.

Un abrazo,

MJ dijo...

Voy a buscarle los ojos al mío, espero no encontrárselos ;-)

Un beso.

Elysa dijo...

¡Pobre! ni en casa llegará a estar a salvo.

Besitos

ESPERANZA dijo...

MJ no mires mucho no sea que los encuentres, ja,ja.

Un beso.

ELYSA ya ves y eso que aún no lo sabe.

Besitos,

montse dijo...

Mi silla es plegarghhhh!!!!!!!!
Y encima le pones el niño con las dos lagrimitas y esa boca....

Nicolás Jarque dijo...

Esperanza, que ciudad más mala. Mira que molestar así a un alegre transeúnte.
Me gustó mucho.
Abrazos, Escritora.

Torcuato dijo...

Era normal que no le gustase la ciudad.
Besos, Esperanza.

Patricia Nasello dijo...

Wow!!!!

De niña viví en un pueblito, pero estoy en una ciudad desde que comencé la Facultad: comprende perfectamente a tu protagonista. Por suerte mis sillones aún no se han malignizado...

Aplausos, Esperanza

Luisa Hurtado González dijo...

Calma, no pasa nada, el sofá le mirará y le consolará; aunque...despues es posible que se lo trague, pero será después, todavía hay tiempo.

ESPERANZA dijo...

MONTSE ten cuidado, todos tienen vida propia, hasta las sillas plegables, ja,ja,ja

Un abrazo,


NICOLAS nos rodean los peligros, casi mejor es actuar como si no existieran.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

TORCUATO ¿realmente habrá alguien a quien le guste la ciudad?

Me alegra verte por aquí.

Un abrazo,

PATRICIA ¡no te fies! ¿has mirado fijamente los respaldos de tus sillones? ja,ja,ja.

Un abrazo,

ESPERANZA dijo...

LUISA un placer verte por aquí. Tienes razón, siempre hay tiempo, hasta para ser engullido por el sofá, ja,ja,ja.

Un abrazo,

Elèna Casero dijo...

¡ayyyy¡ ahora no voy a poder salir a la calle. es peor que ver una peli de miedo,

Un abrazo compañera

ESPERANZA dijo...

ELENA pues ya sabes, si no puedes con tu enemigo, únete a él, ja,ja,ja.

Un abrazo compañera,

Rocío Romero dijo...

Esperanza como yo también acabo de aterrizar he leído seguidas tu entrada de "Vuelta al cole" y ésta... Veo cierta relación entre ambas, jeje. Deja que al menos tu prota vuelva al bosque, anda :-)
Besos

ESPERANZA dijo...

ROCIO qué alegría verte por aquí. Efectivamente, has dado en el clavo, están muy relacionados el uno y el otro.
Ya me gustaría que mi prota volviera al bosque, pero en una temporadita no va a ser posible.

Besos,