MICRORRELATO


Este es el Microrrelato de Marzo presentado al Concurso de la Mutualidad de la Abogacía. No he tenido suerte esta vez. Las cinco palabras obligadas eran: menú, comisión, hoguera, clave, pleito.


MONONUCLEOSIS LETRADA

Todo apuntaba a que mi carrera profesional iba a terminar antes de empezar. Estaba visto que mi jefe quería quemarme en la hoguera y mis compañeros le acercaban la leña y las cerillas. Yo buscaba la clave para agradarles, incluso les subía el menú del día desde el bar de la esquina y de paso me ganaba una pequeña comisión. Con tal de que la comida no se enfriara, la introducía en mi boca y se la volvía a dejar calentita a cada uno en su plato, todo para que me asignaran un pleito que nunca terminaba de llegar. Quiso el destino que todos mis colegas enfermaran a la vez y, de la noche a la mañana, me encontré vistiendo la toga y fogueándome en la profesión. Dicen que padecen una enfermedad, a la que yo soy inmune, que se transmite por la saliva … ¡bendita lascivia!

6 comentarios:

Elèna Casero dijo...

Pues a mí me gusta, mucha mala leche.

Es una manera ocurrente de hacerse un lugar en la profesión.

Besos

No Comments dijo...

Buen intento y buen título, algo asquerosillo, tanta saliva de aquí allá pero bien, bien.
Todo es posible todavía.

Un saludo indio

AGUS dijo...

Esperanza, creo que todavía hay tiempo, me parece que este mes van tarde. Yo creo que es un micro muy bien resuelto y me gusta que las palabras queden integradas sin que se note demasiado. Sigue así.

Abrazos.

ESPERANZA dijo...

ELENA un poquito de mala leche si que tiene, si. Está caricaturizado, pero no sabes lo que hace la gente para abrirse un hueco en la profesión.

NO COMMENTS algo asquerosillo si es. Tengo una amiga (Victoria Trigo) que siempre dice que soy muy fina y pulcra escribiendo, así que me dije: -voy a probar otros registros- y salió esto.

AGUS me imagino que seleccionaran otros pocos todavía pero no tengo muchas esperanzas.

Gracias a los tres por leerme y por comentarme.

Tres abrazos, uno para cada uno.

Los que mordieron el polvo dijo...

Pues amí me gusta y pensé que lo habçian seleccionado.


BESICOS

Los que mordieron el polvo dijo...

Huy que soy Rosana la liliputiense.