ME COMO UNA Y CUENTO VEINTE

Karinebasilio

Era el reclamo de la casa de citas, no había en la ciudad macho que se preciara que no confesara haber estado con ella. Contaban sus excelencias en los bares, se formaban corrillos alrededor del afortunado que había probado sus encantos y el eco de sus increíbles habilidades se había extendido varios kilómetros a la redonda. Era una hembra de las que dejan huella. La madama se frotaba las manos contando la recaudación de la caja, estaba encantada con el fichaje de esta chica de pueblo que aún ayer le confesaba que seguiría siendo virgen hasta que apareciera el hombre que la llevara al altar.

6 comentarios:

Pedro dijo...

Bravo!!!!!!.
Es erotico, es obsceno, es perverso???? uhmmmmm

Deja mucho a la imaginación, a la perversión.....

Tengo que pensar mi proxima petición, intentare ponertelo más difícil.

ESPERANZA dijo...

Ja,ja,ja,te iba a mandar un correo titulado "peticiones del leyente" pero te has adelantado.

Ahora por una temporada ya tienes cubierto tu cupo de pedir ¿vale?

Me alegra que te haya gustado.

Besos,

Elèna Casero dijo...

Muy bueno, Esperanza. M ha gustado mucho. Eres mu mala

¿Estás mejor?

ESPERANZA dijo...

Elena me alegro que te haya gustado. Sigo con el voto de silencio pero si abro la boca, ahora por lo menos sale algún sonido desafinado que otro, ayer parecía el mudo de los hermanos Marx.

Un beso,

Rufica dijo...

Hola Esperanza: este microrrelato confirma que se tiende a contar las mentiras y a ocultar las verdades. Gracias por mantener este blog tan creativo. Un abrazo de tu compañera más cruz y más fan, Victoria

ESPERANZA dijo...

VICTORIA encantada de verte por aquí, estás en tu casa.

Un abrazo,