NIÑO DE PAPÁ

bluecatproject

Se ató los zapatos y se miró en el espejo. No acababa de encontrar el “gentleman” que buscaba. Se cambió nuevamente de pantalones, metió barriga y ensayó la perorata diaria: - tú no sabes con quien estás hablando… de mi no se ríe nadie…- Se echó gomina en el pelo y salió a poner en práctica lo tantas veces ensayado.

Llegó a la empresa que otrora dirigiera su padre, dio unos gritos por aquí, cambió unas instrucciones por allá, despidió a los mejores porqué le miraban mal y mandó a paseo al proveedor más antiguo; luego se sentó satisfecho en el sillón de su despacho, entrelazó sus manos sobre la nuca y murmuró : - van a saber quién manda –

El encargado asomó tímidamente por la puerta – Don Ernesto, usted dirá como seguimos ahora–

-Parece usted tonto, pues como siempre, Ramírez, como siempre, hala, hala, a trabajar –

Se asomó al espejo que tenía disimulado tras su percha y se lanzó una sonrisa cómplice con el pulgar levantado.

5 comentarios:

AGUS dijo...

Muy divertido Esperanza. La imagen final es muy buena. Me gusta todo el tono del micro. Un tono amable que sin embargo esconde una crítica social que toca temas tan importantes como la educación. Y también, aspectos filosóficos como el ser, la identidad o la construcción de un personaje ficticio.

Abrazos.

No Comments dijo...

Para su ego todo era como un juego...

Un saludo indio

ESPERANZA dijo...

AGUS yo me topo diariamente con gente así y creo conocer bien la idiosincrasia de estas personas. Gracias por pasarte y comentar.

NO COMMENTS efectivamente el ego lo invade todo en el personaje, todo lo demás es secundario y superficial. Gracias por pasarte y comentar.

Abrazos para los dos.

Pedro dijo...

Me ha gustado, ironico, sutil y con mala baba sobre todo el final.

Ahora a ver si es posible, y teniendo en cuenta que cometiste el acierto de aceptar una sugerencia de un relato que nos hiciera sonreir, pido uno Osceno, hay que poner a nuestra escritora un ejercicio que demuestre que puede salir de lo convencional y sutil.

Seguro que tus seguidores comparten mi petición

Anda, animate.

ESPERANZA dijo...

¡Te ha dado fuerte con el relato obsceno! ¡casi casi tan fuerte como con los huevos rotos! y que conste que éste no es un comentario obsceno, je,je,je.
No sé,veré si me sale algo, pero no te prometo nada, ¿vale?
¡Ah! se me olvidaba, es un honor para mí que te pases por mi casa y comentes, vuelve cuando quieras (¡¡pelusón!!)

Besos,