CUANDO NOS ATRAPA LA PASION


Lo nuestro, sin duda, es una relación tan intensa como tormentosa. Me digo constantemente que puedo vivir sin él, pero cuando van pasando los días sin sentirle, la inquietud se apodera de mí y la sensación de ahogo empieza a asomar amenazando con quedarse.

Este fin de semana he vuelto a su lado, no he podido resistirme más y lo he encontrado más bello que nunca, acariciado por el sol, soplado por la brisa, cantado por los pájaros, abriéndome sus brazos, esperándome…

Me abrazó, me besó en la boca y entró en mí. Me abandoné en él y en el instante, sentí como se esponjaba mi pecho, como mis músculos se aflojaban y por todos los poros de mi piel entraba la calma. Después trascendí el momento y me convertí en árbol, en arroyo, en bosque, en pájaro, en vuelo, en viento…

Mañana me volveré a marchar sin él, sin mi bosque, y me diré una y mil veces que no le necesito, que puedo vivir entre tanto asfalto y tanto ruido sin echarle de menos, y me creeré que lo creo hasta que ya no pueda respirar y entonces volveré a cobijarme en sus brazos.

(En alguna vida anterior he tenido que ser duende…hada…árbol….musgo o tal vez piedra, sino no se explica esa atracción hacia el bosque y la seducción que ejerce sobre mí)

12 comentarios:

Rosa dijo...

Pues dale las gracias a tu vida anterior. Tus bosques y arboles son un sitio maravilloso para perderse, respirar t coger fuerzas.

Esperanza verde como tus frondosos bosques.

Besos desde el aire.

Elèna Casero dijo...

Creo que coindicimos. Igual en una vida anterior nos encontramos por algún bosque, igual que ahora nos hemos encontrado entre el asfalto.

Me he visto en tu texto.
Un abrazo compañera

Nicolás Jarque dijo...

¡Oh, oh y mil veces oh! ¡Qué bonito! La espera ha valido la pena.

A medida que lo iba leyendo quería saber más y más. La resolución del micro de una maestría sin igual. Y como ya te dije, es mágico este bosque y el micro.

Un abrazo, Esperanza.

ESPERANZA dijo...

ROSA yo por principio le doy las gracias cada mañana a la vida por permitirme vivirla y a mi bosque por dejarme disfrutarle.

Un abrazo desde mi verde paraíso.

ESPERANZA dijo...

ELENA veo que somos compañeras no solo de pupitre, sino de vidas y de bosques. ¡da gusto!

Un abrazote,

ESPERANZA dijo...

NICOLAS me alegra y me halaga tu opinión y tu comentario. Es muy gratificante llegar de esta manera al lector.

Gracias por tus generosos comentarios.

Un verde abrazo desde mi bosque

Pedro dijo...

Cursiladas aparte esto es: la descripción de un polvo, con agravante de infidelidad a la city, con un ex y para mas INRI sin profilactico.
Espe que viene el Papa para la jornada de la juventud y el relato no esta en la linea del momento.

ESPERANZA dijo...

PEDRO ya te echaba de menos tanto a ti como a esa sombra sexo-obsesiva que te acompaña (je,je,je).

Siempre es un placer ¿?.

Abrazos,

Saudades8 dijo...

El bosque es menos bosque sin tu sensibilidad y el río menos cristalino.

Vendrán otros mañanas con nuevas vivencias de futuro, no todo es ayer.

Me gusta este rincón

ESPERANZA dijo...

SAUDADES8 hummmmm! ¡que bonito tu comentario! vuelve cuando quieras, serás bien recibido.

Un abrazo,

Maria H. Sanchez dijo...

Preciosa entrada... y tu blog también =) Voy a seguir cotilleando, pero antes de despedirme quería invitarte al baúl, por si quieres compartir algún sueño con todos los amigos de Coquette. Te espero!
Hasta pronto ^^

ESPERANZA dijo...

MARIA bienvenida, pásate cuando quieras. Me pasaré por tu baul.

Saludos,