RECUERDOS

Ocyste

Mi infancia transcurrió entre las señales horarias de Radio Nacional al son de mi plato de lentejas y el consultorio de Elena Francis sobre mis deberes en el cuarto de estar, mientras mi madre planchaba. Mi padre no me dejaba salir a la calle a jugar, con los otros niños, “la calle es una cantera de gandules” decía. El tiempo le dio la razón, se convirtieron en unos benditos gandules, que a día de hoy día siguen viviendo mejor que yo.

Mi casa olía a pared mojada en invierno y a patio de vecinas en verano. Las paredes eran de papel y los techos y suelos de corcho, por eso, vivíamos todos juntos, los ronquidos, las toses y las disputas eran comunitarias. También las miserias eran compartidas……y las envidias …..y las penas……y los sueños. Éramos tan pobres que sólo teníamos tiempo.

Mi niñez creció en blanco y negro en una época gris esperando los veranos en Soto, las comuniones en Mayo y las muñecas en Reyes, sufriendo las Semanas Santas televisivas, la carta de ajuste y las inyecciones sin aguja, leyendo TBOs e historias de los cinco, esperando a ser mayor, esperando a ser princesa, esperando a ser feliz, tal vez por eso me llamo así.

Mi infancia desapareció entre padrenuestros y temores, entre colegio de monjas y lecturas y sobre todo entre esas cuatro paredes que cada noche siguen presidiendo mis sueños.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que en nuestra generación, masomenos todos lo pasamos así, salvo cambiando por el olor a salitre y nordes.
Recuerdos recuerdos.
Tenia que a ver echo tantas cosas....pero el tiempo paso.
asi es la vida.

amp

Carlota dijo...

Emotivo relato... rescatar los recuerdos de la infancia, "la carne de gallina me pone en el corazón"...

ESPERANZA dijo...

Gracias a los dos por pasaros

ANGEL siempre te quedará el presente para hacer realidad tus sueños.

CARLOTA de eso se trata, que mi emoción ponga la carne de gallina a tu corazón.

Besos para los dos

Ángel dijo...

Me ha parecido bonito y nostálgico.

Y no deja de ser sintomático, que hablemos más de lo que hacíamos, cuando hasta hace bien poco, ni siquiera hablábamos de lo que haremos.

Esperanza, gracias por la dedicatoria, pero la merece más la persona que firma como anónimo.

ESPERANZA dijo...

¿ves como si que eres polémico? y reitero polémico y no polemista. Sabes perfectamente que el "Ángel" de la dedicatoria no eres tú. Yo se que tu te tienes por un tipo original pero siento decirte que compartes nombre con muchos otros, ....por si no te habías dado cuenta.

Besos,