EL TIRAMISÚ



Deberías airearte un poco, estás pálido. Te lo tengo dicho, a las horas a las que llegas a casa solo andan por la calle los murciélagos y los borrachos, ¿he dicho borrachos? perdón, pero el que se pica... Oye, se te están poniendo los labios blancos, quería decir que a esas horas solo andan sueltas las busconas, por cierto, ¿qué tal sigue esa secretaria tuya tan exuberante? Estás sudando, toma otro poquito más de tiramisú, lo he hecho especialmente para ti ¿a que está rico? Venga, acábatelo que está de muerte.



9 comentarios:

Rafa Olivares dijo...

El que avisa no es traidor. Buen desarrollo y mejor final Esperanza.
Saludos.

Gloria dijo...

No hay nada como saber escuchar entre líneas, puede salvar vidas.
Conciso e incisivo micro.
Besos de gofio.

Mar Ruiz dijo...

Te noto golosona :)

Miguel jiménez salvador dijo...

Dulce venganza, je je.
Abrazos escritora.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Un tiramisú delicioso, La receta qme mejor le salió. El giro final es muy bueno.
Besicos muchos.

Asun dijo...

Uy no probaría yo ese tiramisú, y mira que me gusta.
Muy bueno ese humor negro.
Besitos

Carlos Díaz González dijo...

Tras ese final, mejor me callo, que tengo hambre de dulce.
Un beso.

Alfonso Carabias dijo...

Me parece que el tiramisú al final no le va sentar demasiado bien...

Gran relato Esperanza. Buen intento.

Suerte para la próxima.

Saludos cacereños.

Elena Casero dijo...

uyyy, tú lo que quieres es llevarlo a la tumba.

Un buen intento, apañera. Venga que hay que llegar