CONFIDENCIAS


Me causa un cierto pudor convertir en palabras mis sentimientos, aunque la sensación de paz que me queda cuando lo hago, es la misma que siento cuando derramo las últimas lágrimas después de un largo llanto.

Nunca me ha resultado fácil sumergirme en el fondo de mi corazón, tal vez por miedo a encontrar emociones que no puedo explicar, tal vez por el vértigo que me produce destapar un torrente de sentimientos amordazados e ignorados durante décadas o tal vez porque nunca aprendí a dar rienda suelta a las sensaciones.

Me esta costando limpiar de telarañas este corazón en desuso y como en tantos otros rincones de mi vida, la palabra se ofrece como instrumento para ello, pero mi leal compañera lo tiene difícil en este terreno, porque darle cuerpo a lo intangible y que se mire en el espejo y se reconozca, puede convertirse, según y como, en un milagro.

Es el primer intento, de airear mis emociones, de sacarlas de paseo vestidas para la ocasión y y espero que no sea el último. CONFIDENCIAS pretende ser la calabaza convertida en carroza que haga realidad el sueño de llevarlas de visita allí donde las quieran escuchar.


¡SURSUM CORDA!

3 comentarios:

Gawi dijo...

Cuenta, cuenta que ya sabes que busco cobayitas ...jajajjaa...
Además:
"Si quieres comprender el Mundo mira tu Alma, si quieres comprender tu Alma mira el Mundo"
R.Steiner

Gawi dijo...

Ahhhh se me olvidaba ...menos mal que SanGoogle traduce que da gusto y ya me he quedado más tranquila, porque pensé que lo de sursum corda era algo así como arriba atleti!!! hija...que susto..jajajaa

ESPERANZA dijo...

Para algo me tenía que servir haber estudiado tanto Latín, je,je