SELECCIONADA EN EL CONCURSO DE ABOGADOS


Después de dos ediciones sin rascar ni una mención, este mes me sonríe la suerte y mi relato ha sido seleccionado, ya no puedo decir eso de que nadie es profeta en su tierra.  




EL PROFESIONAL

Siempre me importó mucho la opinión que los demás tuvieran de mi, por eso, desde que era un chiquillo, cuando daba un golpe procuraba hacerlo de forma impecable, sin ningún fallo. A pesar de ello, me pillaron varias veces. Recién cumplida la mayoría de edad pagué mi primera fianza para librarme de la cárcel, teniendo que comparecer cada quince días en el Juzgado. Ahí empezó mi afición por las togas. Como era menester, acabé estudiando Derecho y defendiendo a los más grandes del latrocinio, nunca he aceptado como clientes a ladrones de medio pelo ni a raterillos de tres al cuarto. Un profesional que se precie no tolera las chapuzas.

8 comentarios:

Raelana dijo...

¡Mola! El tono irónico te termina sacando una sonrisa, muy buen relato :)

Elena Casero dijo...

jajaja- muy bien apañera. Chapuzas, las justas.

Enhorabuena

Miguelángel Flores dijo...

Jejeje, qué bueno. No entiendo cómo no te cogen más a menudo. Si a veces lees algunos que...

Un abrazo, hermosa.

PD. Ya casi tengo aquello.

Laura dijo...

Felicidades!! Este profesional lo merece. Besos.

Miguel jiménez salvador dijo...

Si has de hacer algo, procura ser el mejor. Muy profesional Escritora, je je.

Felicidades,a ver si da un pasito más y corona.

Abrazos.

Beto Monte Ros dijo...

Siempre hay que tratar con los mejores. Buen microrrelato, enhorabuena.
Saludos.

Ximens dijo...

Enhorabuena, esperanza, todo llega, con lucha. Felicidades.

Carlos Díaz González dijo...

Enhorabuena, abogada.
Un beso.