CAPITULO CERRADO





Solo ceniza, no quedó más del accidente y no sé qué hacer contigo; la urna no encaja en ningún sitio. Probé a ponerte debajo del reloj de cuco, pero el pájaro se asustó y ya no ha vuelto a salir para dar las horas. Sospecho que también hay restos de ella dentro porque, desde que te coloqué detrás de nuestro retrato de boda, la alianza ha desaparecido de tu dedo y las rosas de mi ramo se han convertido en cardos. Llegado este punto, lo mejor es que nos digamos adiós mientras os veo marchar al tirar de la cadena.

Mi propuesta sin éxito para el concurso Relatos en Cadena con la frase de inicio "Solo ceniza"         

3 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Me gusta mucho esa imagen del reloj que ya no asoma y la de la foto de la que desaparecen cosas. La contundencia con lo que lo has cerrado define perfectamente la intención del relato. Mucha suerte :)

JOSEP Mª Panades dijo...

Un relato de evolución sorprendente, desde un inicio trágico-cómico hasta un final de lo más ácido e irreverente, de humor negro. Muy original.
Un saludo.

Nicolás Jarque dijo...

Esperanza, un microrrelato que va mostrando su verdadera historia, sin necesidad de explicar un ápice de más.

El final me gusta mucho, puesto que es muy visual y sabe redondear la historia.

A la próxima.

Besos, Escritora.