ReC INTENTO PERO NO HAY MANERA



Matón

Sin saber por qué, le di un puñetazo, y otro, y otro más hasta que se desplomó como un saco de patatas. Después, con la excusa de llevar flores a la tumba de mi madre, me hice el encontradizo con su familia en el cementerio y me sobrecogí y lloré como el que más. Ya han pasado quince días y todo está tranquilo, la policía no ha preguntado nada, así que de la semana que viene no pasa que me encargue de López, otro de la clase al que le tengo ganas.



Propósito de enmienda


Sin saber por qué, le di un puñetazo. Tampoco supe por qué empujé a la ancianita a las vías justo cuando llegaba el tren, ni lo que me impulsó a tirar piedras desde el puente a los parabrisas de esos coches cuando circulaban por debajo. Vale que me reí a carcajadas cuando se ahogó el comisario con una aceituna, pero en el fondo, soy buena gente, Señoría, y estoy arrepentido de todo, se lo juro dije sin perder de vista el cristal de la ventana que el juez tenía detrás y que mi gente tenía que hacer estallar en mil pedazos. Ya estaban tardando.

(Empiezo el año con dos relatos, pero nada, no hay manera, que no suena la flauta, seguiremos intentándolo por si acaso)

3 comentarios:

Manuel Montesinos dijo...

Un angelico este personaje, mejor bien encerrado. Feliz año y de todo abrazos.

Juan Antonio dijo...

Pues vaya dos joyas de personajes que no has dejado esta semana. Has empezado el año con ganas de guerra :). Mucha suerte y feliz año.

Gloria Santana Gonzalez dijo...

Seguro q tarde o temprano si su consciencia sigue lúcida el mismo se delatará lo peor que no pueda pedir perdón a los que realmente hizo daño.
Besos de gofio.