CIBERFUTURO



Al abrir el contenedor, se dio cuenta de que estaba empezando a olvidar el nombre de las cosas. No se acordaba de cómo se llamaba el objeto que tenía delante y que tantas veces la abuela tomó entre las manos convirtiendo sus garabatos en historias que le contaba cuando era niño. Uno igual al que utilizaba para asegurar la pata coja de la mesa del ordenador o el mismo que en ocasiones utilizaba de tabla de corte para no rayar la encimera de vidrio. Le vino a la memoria la obsesión de su bisabuela por ese objeto, la pobre pensaba que la haría libre. Libre, libre… lo tenía en la punta de la lengua.  


(Primer intento de la temporada para Relatos en cadena, fallido, of course)

6 comentarios:

Juglar dijo...

...pues me gusta y mucho.
Un abrazo.

Manuel Montesinos dijo...

Muy bonito Esperanza empiezas tierna, imaginativa y poética. Saludos y suerte

Miguel jiménez salvador dijo...

Hasta que encuentre un cómic, entonces todo cobrará sentido.

Buen intento, Escritora. Besos.

Juancho Plaza dijo...

Un empujoncito más y... ay, esta maldita memoria.
Suerte en los próximos intentos. Besos!!!

Juan Antonio dijo...

Me ha parecido muy tierno... has dibujado muy bien esa escena y la has cargado de lagunas. Mucha suerte :)

RECOMENZAR dijo...

Que placer leerte
En algo que pusiste letras
salidas de tu maravillosa mente